Abrir Galería

VIVIENDAS PARA LA EMVS NTRA. SRA DE LOS ANGELES

Madrid

CONCURSO diciembre 2011


Proponemos un edificio que, mediante la fragmentación del volumen y la creación de espacios comunes, se acerque a la escala del usuario. La consecución de un skyline propio marca la relación del edificio con la ciudad.

Consideramos que 25 viviendas por ascensor es un ratio aceptable a la hora de determinar el número de núcleos del bloque. Establecemos pues como premisa cuatro portales para distribuir las viviendas.

Al definir una planta tipo (de 1ª a 5ª) con 13 viviendas por planta se liberan las últimas plantas, configurando así las cuatro torres que rematan el bloque y que albergan viviendas orientadas, como mínimo, a dos fachadas.

De esta manera se consigue un bloque con pocos núcleos verticales y la mayoría de las viviendas bi-orientadas o tri-orientadas.

El ahorro energético se garantiza, por tanto, con la propia forma y orientación del edificio favoreciendo la ventilación cruzada y mejor orientación de las viviendas.

La generación de estas cuatro torres a partir de un zócalo continuo proporciona viviendas de mayor calidad y la posibilidad de utilización de espacios libres y verdes comunes para toda la comunidad de propietarios.

La edificación se escalona, además, en cuatro niveles distintos para adaptarse a las rasantes de las calles existentes.

En planta baja se favorece la permeabilidad entre el parque y la calle. Se dejan sin ocupar dos tercios de la superficie total para independizar las cuatro viviendas entre sí a través de su separación en planta y en altura a través de los escalonamientos de la planta baja.

Los materiales elegidos para la construcción de la fachada son el panel Omega Zeta de micromortero con sistema de fachada ventilada, carpinterías de aluminio anodizado, bloque de hormigón Ytong y placa de yeso como acabado interior.

El panel de fachada se utiliza en varios acabados evolucionando desde una textura mate y áspera hasta un acabado liso y brillante en las torres, lo que acentúa el efecto de aligeramiento y desmaterialización del volumen.