Abrir Galería

REHABILITACIÓN CENTRO DE FORMACIÓN PIO XXII

AYUNTAMIENTO DE PARLA, MADRID

TERCER PREMIO CONCURSO ORGANIZADO POR EL COAM

JUNIO 2022

Equipo Arquitectura PEZarquitectos SLP

TERRACOTA

El proyecto de rehabilitación del antiguo colegio Pío XII de Parla persigue la puesta en valor de un edificio público muy apreciado por el barrio y su recuperación como Centro de Formación Integrado.

Se trata de un equipamiento muy útil aún, bien ubicado, con unas condiciones magníficas de soleamiento y una estupenda parcela ajardinada alrededor, si bien la realidad física del edificio, fruto de una apresurada construcción en los inicios de la democracia, y sus obsoletas instalaciones hacen que la renovación sea imprescindible para un correcto uso del centro.

Los objetivos de la reforma son ambiciosos pero sin duda alcanzables.

Se busca, en primer lugar, una mejora de la eficiencia energética, tanto a través de medidas pasivas (mejora del aislamiento de la envolvente, eliminación de puentes térmicos, sustitución de carpinterías exteriores e incorporación de sistemas de protección solar), como a través de medidas activas, principalmente la sustitución de las instalaciones existentes, un sistema de calefacción con caldera de gasóleo, por nuevos sistemas energéticos más eficientes.

Se proponen dos bombas de calor de aerotermia y unidades de tratamiento de aire para dar servicio de refrigeración, calefacción, y ventilación. Adicionalmente, se ha contemplado la reforma de electricidad, implementación de iluminación led, planta de producción fotovoltáica, punto de recarga de vehículos eléctricos, sistema de control smart building y un sistema de monitorización de la calidad del aire, clima y consumo de energía.

Se persigue, así mismo, la mejora de la habitabilidad y el confort, algo fundamental en edificios de un uso tan intensivo. Espacios flexibles y adecuados que permitan el deseable aprovechamiento de un equipamiento público como este, pero partiendo de la premisa de que los edificios de este tipo deben ser saludables y disfrutables. Para ello se implementan medidas, en las zonas comunes y en los espacios de trabajo, buscando el bienestar del usuario.

Se apuesta por la mejora del aire interior a través de un complejo sistema de ventilación, se fomenta la conexión interior-exterior de las estancias a través de terrazas y grandes huecos acristalados, se intensifica la naturalización, tanto a través de la implantación de cubiertas vegetales en puntos concretos del edificio como a través de la intensificación del número de plantas al interior y se lleva a cabo una renovación completa de la iluminación interior.

Por último destacar que se propone la utilización de materiales duraderos y de calidad y, en la medida de lo posible, provenientes de productores y suministradores cercanos, en la idea de reducir la huella de carbono, fomentar la economía local y minimizar y facilitar las tareas de mantenimiento de la instalación en el futuro.

Con todas estas medidas se pretende que el nuevo Centro de Formación Integrado Pío XII, además de servir al vecindario de Parla, se convierta en un edificio de referencia dentro del campo de la rehabilitación energética de los edificios públicos. Tras la reforma, el centro obtendrá calificación energética A con una reducción total de la demanda y un ahorro energético medio muy superior al 30% mínimo exigido.