Abrir Galería

GRUPO ESCOLAR

Bussigny Ouest, Suiza

4º PREMIO CONCURSO mayo 2019

Arquitectos PEZarquitectos SLP · Bonhôte Zapata architectes

Se opta por situar en la parte sur-este de la parcela el volumen construido principal, una pieza compacta que macla escuela y gimnasio, paralela a la calle peatonal y en la parte más alta de la parcela, en la zona con mejor orientación y vistas.  El resto de la parcela queda libre integrado en el área verde propuesta para el barrio, jugando con la topografía y ofreciendo un gran espacio público a diferentes niveles que albergará patios y zonas deportivas. El edificio de extraescolares se sitúa a la cota de la plaza pública, alineándose con los zócalos comerciales ampliando de esta manera el espacio urbano planteado al otro lado del Chemin des Ecoliers.

Se priorizan los espacios escolares y deportivos enfatizando la idea de gran parque-patio.

Los patios se conciben como jardines con diferentes zonas de juegos, vegetación y texturas. Los niños más pequeños tendrán su zona en la parte más cerca de la escuela y los más grandes en la parte norte del edificio con la posibilidad de ampliar su zona de recreo hacia la pista de hierba y cubierta del edificio de extraescolares donde encontrarán juegos adecuados a su edad. Se opta por incorporar árboles y arbustos para dar sombra y naturalizar el espacio además de utilizar elementos y materiales naturales (madera, tierra, materiales permeables).

La compacidad del volumen de la escuela y su forma rectangular esconden una serie de espacios ricos y diversos en el interior.

Desde el corazón de la parcela los alumnos se introducen en una plaza-ágora, lugar de acogida y encuentro que fluye en vertical a triple altura recorriendo todas las plantas e introduciéndose en los todos los espacios de la escuela.

La configuración espacial de la escuela se organiza situando las aulas y salas paralelas a las fachadas y dejando el espacio central para circulaciones y espacios multifuncionales.

Para iluminar este espacio central se perfora con círculos concatenados la planta segunda y con círculos regulares la cubierta. Una generosa escalera circular comunica todas las plantas.

Una escuela debe ofrecer distintos paisajes para aprender. Del mismo modo que una ciudad tiene casas, calles, plazas, vistas y actividades diferentes, la escuela debe tener unos espacios semejantes. La casa y la calle se identifican con el aula y el pasillo. Los pasillos son transformados en “calles y plazas de aprendizaje”, espacios colectivos que hacen de transición entre lo público y lo privado donde alumnado, profesorado e incluso familias interaccionan consolidando la comunidad escolar. El niño explora al mundo a través de la escuela y el edificio debe facilitar esa exploración.

Por ello concebimos una escuela donde desde la entrada todos los espacios crean ambientes para aprender de diferentes maneras.

En la planta baja situamos los espacios de compartir, gran atrio con gradas para reuniones, exposiciones o representaciones de la comunidad en conexión directa con el exterior y con el aula comedor. Plaza donde concurren todos los espacios comunes de la escuela.

En la planta primera y segunda encontramos las aulas, los espacios de recibir, abiertas al mundo exterior a través  de las fachadas y tamizadas hacia su mundo interior con todas las condiciones de confort, seguridad y solidez requeridas.

En los espacios centrales de la primera y segunda planta no hay pasillos o circulaciones, hay calles y plazas de aprendizaje donde encontrar además de esos espacios de compartir y recibir otros para reflexionar (espacios recogidos con cierta intimidad) o vivir (espacios donde desfogar). Así en la primera planta los círculos de luz se convierten en mobiliario circular flexible que ofrece un pequeño escenario, una zona de descanso, otro de trabajo en grupo, otro de pequeña actividad física…a desarrollar en función de las necesidades de la escuela.

El proyecto planteado intenta dotar de identidad al nuevo barrio y al mismo tiempo ofrecer un espacio de socialización, aprendizaje y juego para la infancia.

“La escuela es la continuación y extensión de la educación de la casa. En clase y en la escuela el niño debe encontrar en la medida de lo posible la atmósfera de intimidad y de libertad que disfruta en su casa. El medio natural o creado por el hombre- la casa, la escuela, la ciudad- forman una parte vital de la educación del niño”.

La escuela de Johann et Anna Pestalozzi